Lunes, 07 Noviembre 2016 17:29

La Jornada de Abraham

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Índice

Parte 3 - La Tipología de Egipto

Entendamos lo que significa la expresión “al salir de Egipto”. Durante un período de hambre en la región, Abraham decidió ir a Egipto. Durante la morada de Abraham en Egipto Dios castigó al Faraón y Abraham debió irse de Egipto hacia Israel. Mas tarde sus descendientes, los hijos de Jacob, durante otro período de hambre también fueron a Egipto. El juicio de Dios cae nuevamente sobre el Faraón (un malvado Faraón), y los descendientes de Abraham hacen lo mismo que hizo Abraham; ellos se fueron de Egipto llevándose los tesoros de Egipto a Israel. Lo que le pasó a Abraham también le ocurrió a sus descendientes biológicos; los Judíos.

El Apóstol Pablo nos dicen en la primera carta a los Corintios que esto es lo mismo que nos nos ocurre a nosotros. Egipto representa al mundo y sus cosas, la tierra prometida es una representación figurativa del cielo, y así como Moisés hizo un pacto con sangre rociándola sobre la gente, y fue hacia la tierra prometida a traves del Mar Rojo, de la misma manera Jesús nos purifica con su sangre y nos saca del mundo por medio del bautismo hacia el cielo (1 Corintios 10). Nosotros salimos del mundo, de Egipto. El Faraón, por supuesto, es una representación figurativa del Diablo quien es el dios de este mundo. Entonces, Abraham salió de Egipto, sus descendientes, los Judíos, salieron Egipto, y teniendo en cuenta que Abraham es el padre de todos los que creen, al creer y haber sido salvos nosotros salimos de Egipto, del mundo.

Muchos tienen un problema con esto, particularmente los teólogos liberales. Mateo 2:15 nos dice: 

De Egipto llamé a mi Hijo.

Cuando el Rey Herodes muere, Mateo cita al profeta en Oseas 11:1, donde Oseas se refiere al éxodo de los Judíos. ¿Como puede ser que Mateo cite algo que en su contexto se aplica a los Judíos durante el éxodo, y nos dice que habla acerca de Jesús?

El entendimiento Hebreo de lo que significa el concepto de la palabra "profesesía" está directamente relacionado con la idea de un “molde”, un "patrón", una "recurrencia". Abraham sale de Egipto, los Judíos salen de Egipto, nosotros salimos de Egipto y Jesús, quien es la semilla de Abraham, también sale de Egipto. El esta hecho con el mismo molde, con el mismo patrón, conforma el mismo tipo de recurrencia. Dios otra vez juzga a un malvado rey, Herodes, y en la figura de Abraham, la semilla de Abraham, Jesús, sale de Egipto. Las profecías Hebreas son un molde de algo que ocurrirá otra vez. Finalmente, el "salir" de Egipto es una figura del rapto y la resurrección del cuerpo de Cristo, la Iglesia. Los juicios que caen sobre Egipto como las tinieblas y la sangre (los cuales estan descriptos en el libro del Exodo) se vuelven a repetir en el mundo en el libro del Apocalípsis. La manera que los magos del Faraón falsificaron los milagros de Moisés y Aaron es la misma manera que el anticristo y el falso profeta van a falsificar los milagros de Jesús y sus testigos.

En otro ejemplo, los Judíos tomaron los huesos de José al salir de Egipto hacia la tierra prometida. Así mismo, los muertos en Cristo resucitarán primero y los creyentes que aún siguen vivos inmediatamente se les unirán. Esta es la máxima ilustración de la resurrección. Esto es el definitivo "salir de Egipto". La profecía Hebrea es un molde, una recurrencia cíclica formada por múltiples cumplimientos. Cada cumplimiento es una “tipología” o una prefigura, un vaticinio del cumplimiento final.

Eso es lo que Abraham prefigura. Sus experiencias son repetidas por los Judíos y por los creyentes: Salimos de Egipto.


Visto 118971 veces Modificado por última vez en Miércoles, 21 Diciembre 2016 13:50
Más en esta categoría: « Ester Una Grieta en la Armadura »

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.