Jueves, 16 Marzo 2017 11:00

Nacido en lo Alto - Una Exposición de Juan Capítulo 3

Escrito por Pastor Bill Randles
Valora este artículo
(1 Voto)

Índice

Capítulo Nueve - El Mundo Que Dios Amó

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que cree en El, no se pierda, mas tenga vida eterna. (Juan 3:16)

Juan 3:16 es tal vez el verso universalmente más reconocido en toda la Escritura. Cuando un famoso atleta del fútbol americano profesional llamado Tim Tebow escribió "Juan 3:16" en su pintura facial (debajo de sus ojos), Google informó que había 92 millones de visitas en busca de Juan 3:16.

Creo que es una gran cosa que Juan 3:16 haya conseguido tanta atención y por tanto tiempo. Es un tremendo resumen de la esencia del Evangelio. "Porque de tal manera amó Dios al mundo…"

Consideremos las palabras "el mundo" tal como se utilizan en la escritura, ya que el mundo es el objeto directo del amor de Dios. Pero, ¿Qué es lo que queremos decir con la expresión, "el mundo"?

En las Escrituras la frase ha sido utilizada en más de una forma. Hay momentos en que la palabra se refiere al planeta Tierra, como en "Dios hizo al mundo…" Sin embargo, es obvio que Juan 3:16 no se refiere al planeta Tierra.

En otros lugares la palabra "mundo" es una referencia a la época actual. En esos casos, la palabra en el idioma Griego es completamente diferente a la de los versículos de Juan. La palabra usada en idioma Griego es eón (edad). Por ejemplo, Gálatas 1:3-4 dice:

Que Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo les concedan gracia y paz. Tal como Dios nuestro Padre lo planeó, Jesús entregó su vida por nuestros pecados para rescatarnos de este mundo de maldad en el que vivimos. (NTV-Gálatas 1:3-4)

Sin embargo, el término "mundo" en Juan 3:16 se refiere a la totalidad de la humanidad, alejada de Dios y perdida en el pecado. "De tal manera amó Dios al mundo".

Aquí, la palabra "mundo" en Griego es "cosmos". Significa "orden" o "adorno". Tiene que ver con la manera en la que hombre caído se ha desarrollado espiritual, intelectual y culturalmente sin Dios. El mundo odia a Dios y siempre lo ha hecho…pero Dios amó al mundo.

Este mundo que Dios amó, está descrito mas adelante en las escrituras como una entidad espiritual. Desde la caída, el hombre ha estado sin Dios, completamente alejado de Dios y verdaderamente enemistado con el Creador.

Consideremos tan solo una muestra de lo que la Biblia dice acerca de la naturaleza del mundo al cual Dios amó.

Si el mundo os odia, sabéis que me ha odiado a mí antes que a vosotros. Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero como no sois del mundo, sino que yo os escogí de entre el mundo, por eso el mundo os odia. (Juan 15:18-19)

En el mundo estaba, y el mundo fue hecho por medio de El, y el mundo no le conoció. (Juan 1:10)

No hablaré mucho más con vosotros, porque viene el príncipe de este mundo, y él no tiene nada en mí. (Juan 14:30)

Se nos dice que el mundo odia a Cristo y no lo acepta, y tampoco puede aceptar al Espíritu Santo de la verdad. También odia a los Cristianos y los persigue.

Finalmente, la Palabra de Dios revela que: ¡El "príncipe de este mundo" es el mismo Satanás, y que todo el mundo yace bajo el poder del maligno! (Juan 5:19)

En otras palabras, todas las diversas formas de religión que se han desarrollado en el mundo fuera de la revelación de Dios en Cristo, equivalen a una forma de humanismo y en última instancia al culto a Satanás. Nosotros enfatizamos que con Jesús, "Dios de tal manera amó al mundo…", describiendo el amor divino, no como un sentimiento o una pasión, sino como un acto, un evento en el tiempo y en el espacio, una ocurrencia histórica. ¿Cuándo fue que Dios amó al mundo? El lo amó una vez (y para siempre) en el Calvario, cuando dio a su Hijo como ofrenda por nuestros pecados.

Fue allí cuando Dios "amó" al mundo.

En el Calvario Dios amó a un mundo que siempre lo ha odiado y rechazado. Este es un mundo que está arraigado en su odio hacia Dios. Este es un mundo que murmura, se queja, y cuestiona constantemente la justicia y el amor de Dios.

Sin embargo, Dios amó de tal manera al mundo, en forma específica e intencional. No lo amó generalizadamente sino que lo hizo específicamente y en sus propios términos.

Dios no ama al mundo incondicionalmente en el sentido en el cual Dios nota el bien en el mundo a pesar de sus defectos. De hecho Dios ya ha juzgado al mundo y ha impuesto su sentencia, el Señor ejecutará su ira sobre este mundo. Dios sabe que este mundo vive en una profunda rebelión contra El. Sin embargo, conociendo la verdad acerca de esta era malvada, Dios amó al mundo de tal manera que nos ofrece un camino de salvación.

No puede haber ninguna experiencia provechosa del amor de Dios, fuera del pleno recibimiento de la oferta de Jesús en el Calvario con todas sus ramificaciones. Dios no puede ser conocido fuera de la cruz de Jesucristo.


Visto 131234 veces Modificado por última vez en Jueves, 16 Marzo 2017 15:09

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.